¿Por qué abrimos un blog de viajes? (Si ya hay tantos)

Blogs de viajes hay muchos; cientos, miles, muchos. Están los que te bombardean con tips y consejos, esos a los que siempre acudes para saber qué ver en cada sitio al que vas. Están los que tienen fotos malas pero historias buenas. Están aquellos en donde sus autores hablan con el corazón más que con la razón. También están esos que solo piensan en generar visitas para cobrar por publicidad, y se les nota.

En fin, los hay de todos los colores. Y a pesar de eso, nosotros nos decidimos a hacer uno más. Sin embargo, si dejamos de crear porque ya muchos otros lo han hecho, demasiadas cosas buenas no existirían.

Creo fielmente que no hay que tener tantas razones de peso para hacer algo, basta con que tu corazón te diga que lo hagas, y así, ya tendrás la razón más importante. Aun así, hice una lista de esas que tantos nos gustan, enumerando las razones del por qué nos decidimos a hacer un blog de viajes:

  1. Porque me di cuenta, hace ya mucho tiempo, de que no puedo vivir sin escribir y en mis viajes encontré la excusa perfecta para hacer lo que amo.
  1. Porque nos apasiona viajar y creemos que todos los lugares visitados se merecen una pequeña oda.
Arrozales en Bali
¿Cómo no rendirle homenaje a lugares como estos?
  1. Porque revivo cada instante, cada ruta, cada paso cuando hablo de ello.
  1. Porque queríamos tener una bitácora personal de nuestros movimientos viajeros.
  1. Porque nos gusta contar historias; a mí a través de las letras y a Luis a través de fotografías (aunque yo también me atreva a disparar con la cámara y el teléfono, pero no lo hago tan bien como él).
  1. Porque si quieres hacer algo, lo haces. No importa si ya hay muchos haciéndolo, siempre habrá espacio para todos.
  1. Porque nos encanta hablar mil veces de nuestros viajes y experiencias y si lo hacemos a través de una ventana digital, evitamos aburrir a amigos y familiares contando lo mismo una y otra vez (aunque esto lo seguimos haciendo, no hay remedio).
  1. Porque todos tenemos una visión distinta y qué bonito es que todos la mostremos sin competencia.
  1. Porque a pesar de tener muy buena memoria fotográfica, no confío plenamente en ella y hay momentos vividos que simplemente no quiero que se borren.
Malaca de noche
Malaca, Malasia
  1. Porque no nos importa que nos lean solo unos pocos, mientras logremos emocionar y alentar al que lo hace, ya nos damos por satisfechos.
  1. Porque siempre hemos querido tener un blog de viajes.
  1. Y… ¿por qué no?
Anuncios