El durián, un manjar asiático

La protagonista de este post es una fruta enigmática, extraña, maloliente. Parece que cuando se habla de ella no hay términos medios; o la amas o la odias. El llamado durián es originario del sudeste de Asia, su carne es muy preciada en esta parte del mundo y podríamos afirmar que es todo un manjar para muchos. Por fuera tiene un caparazón lleno de espinas gruesas y al abrirla aparece su fruto en forma de gajos muy grandes.

Durián en Malasia

Fueron muchos los artículos que leímos sobre esta fruta y muchos los vídeos que engullimos, pero no queríamos seguir con la incógnita y después de 6 meses de viaje por varios países de Asia, llegó el momento de probarla. No pudo ser en un mejor lugar y temporada: en la isla de Penang, en Malasia a finales del mes de junio. Y digo esto porque el durián de esta zona goza de fama y es justo por estas fechas que comienza la época de cosecha.

Venta de durián en Balik Pulau, isla de Penang, Malasia.
Venta de durián en Balik Pulau, isla de Penang, Malasia.

Alrededor de toda la isla se pueden ver vendedores ambulantes ofreciendo la fruta tanto a los locales que la idolatran como a los visitantes más osados. Es bien sabido que los turistas chinos mueren por ella y suelen viajar mucho a países como Malasia, Indonesia y Tailandia solo para degustarla y pagando cuánto sea necesario por conseguir la de mejor calidad.

Vendedor de durián en George Town, Malasia
Vendedor de durián en George Town, Malasia

Una de las características más importantes del fruto es su olor. Pero, ¿a qué huele el durián? Es un olor muy intenso, parecido a pocas cosas que hayamos olido antes, y a veces, nada agradable; tanto así, que está prohibida llevarla en transporte público y la mayoría de hoteles no dejan que sus huéspedes la tengan en sus habitaciones. Es un olor que impregna todo el ambiente y que puede quedarse presente un buen rato, que recuerda al olor de una fruta en mal estado o demasiado madura, pero que en nada se corresponde con su sabor.

Durián por dentro
Así luce por dentro

El momento de la verdad: ¿a qué sabe el durián?

Cuando pensábamos en probar el durián siempre imaginamos que nos gustaría pero que tal vez no sería algo que repetiríamos (presunciones que hace uno sin saber). ¡Qué equivocados estábamos! No solo nos gustó sino que ¡nos encantó! Es una fruta indescriptible, con una textura increíblemente cremosa y que no parece natural. Muchos lo comparan con la textura de la mantequilla o el queso crema, pero yo diría que es mucho mejor porque no tiene esa consistencia grasosa que puede llegar a ser desagradable.

probando durián en Malasia
Probando el durián

El sabor es bastante dulce, mucho más de lo que esperábamos. El fruto no tiene ese olor penetrante que tiene su cáscara o piel aunque sí un sabor muy fuerte y un regusto “raro” pero que no llega a ser malo, por lo menos para nosotros. Nos recordó un poco a la jackfruit, otro fruto exótico muy consumido en Asia y del cual hablamos en el post de las frutas del sudeste asiático. Sin embargo, el durián es mucho más complejo y ofrece diferentes matices.

Mucha gente no se atreve a probarlo, se dejan llevar por su fuerte olor y ni siquiera se acercan a morderlo. Sin duda es un sabor atrevido, una fruta que al saborearla te deja el paladar impregnado de muchos sabores a la vez (es raro, lo sé, pero es que así es el durián) y vale la pena “soportar” el olor y darle un mordisco a su fruto.

Vendedor de durián en Penang
Se necesita fuerza y técnica para abrir el fruto

No queríamos irnos de Asia sin probar el manjar por el que tanta gente delira y el que usan para rellenar pasteles, saborizar café, hacer caramelos, helados, entre otros. No nos arrepentimos ni un segundo de haberlo probado, al contrario, si de algo nos arrepentimos es de no haberlo hecho antes.

Helado de durián con cacahuetes
Helado de durián con cacahuetes

¡Ya tenemos otra fruta favorita que añadir a nuestra lista!

Y tú, ¿te atreverías a probarla? 🙂

Anuncios

¿Qué comer en Bangkok?

Tailandia es un paraíso para los amantes de la cocina y su capital es una fiesta constante en lo que a comida se refiere. Sin embargo, puede ser un poco apabullante la cantidad de opciones que hay y es normal sentirse un poco perdido a la hora de elegir dónde comer en Bangkok.

Puesto de comida en Bangkok
Uno de los tantos puestos de comida en Bangkok

Por eso, hemos decidido hacer una lista con algunos sitios que visitamos y en donde realmente vale la pena probar por lo menos un plato. La mayoría de restaurantes de nuestra lista están en el barrio de Banglamphu y todos son de precios bajo-medio.

Khao San Road: como es bien sabido, esta es la zona mochilera por excelencia. En la calle que lleva el mismo nombre, todo está pensado para atraer al turista así que, si puedes alejarte de ella para comer, hazlo. Nosotros probamos nuestro primer Pad Thai aquí, y aunque no estaba mal del todo, no fue de los mejores. Si algo bueno tiene esta calle es la practicidad, sobre todo si te estás alojando cerca de ella como fue nuestro caso. Lo que sí es seguro es que en esta calle no pasarás hambre nunca.

Precios

Snacks tipo rollitos primavera: 25 TBH

Helado artesanal de coco: 40 TBH

Restaurante Daruma: está muy cerca de Khao San Road, en la calle Samsen. Debemos aclarar que preferimos siempre la comida callejera por encima de los restaurantes más “lujosos” pero elegimos este sitio por ser una ocasión especial (día de Navidad). Los precios en comparación con la comida de la calle suelen ser bastante elevados, pero pagas la comodidad de estar sentado en un sitio tranquilo, además, las raciones estaban bastante bien de tamaño. Si te quieres dar un capricho cerca de Khao San, es un buen lugar para hacerlo.

Precios

Comida para dos personas con entrante para compartir, 2 principales y 2 cervezas grandes (640ml): 525 TBH en total.

Mesa de comida tailandesa
Curry de ternera, gyozas y pad thai en el Restaurante Daruma de Bangkok

Calle Chana Songkhram: desafortunadamente no tenemos el nombre exacto del restaurante. Es un local muy modesto pero con excelente comida. Tiene varias mesas bajo una lona en plena calle lo que lo hace fácil de reconocer y su carta es muy extensa. Comimos allí un par de veces ya que quedamos encantados con sus platos y precios. La primera vez probamos un curry verde de pollo con noodles bastante picante (lo cual nos encanta) y un curry rojo de ternera acompañado con arroz blanco. Ambos platos estaban deliciosos, eran abundantes y muy económicos.

El segundo día probamos un arroz salteado con gambas estilo Tom Yam y debo decir que fue un festín de sabores; mucho lemon grass o citronela y jengibre. También tomamos un pollo salteado con anacardos acompañado de arroz blanco. Esta vez pasamos de la cerveza y bebimos un té tailandés con leche y hielo que estaba delicioso.

Precios

Platos de curry: 50 TBH

Cerveza Chang grande: 80 TBH

Té tailandés con leche y hielo: 30 TBH

Curry verde de pollo
Curry verde de pollo

Sopa de noodles con carne: una de las mejores beef noodles soup de Bangkok la probamos en este restaurante de la calle Thanon Phra Athit, a pocos minutos de la concurrida Khao San Road. Aunque algunos turistas frecuentan el sitio, se ve mucha gente local comiendo allí, lo cual siempre es buena señal. Pedimos 2 tipos diferentes de sopa y ambas estaban increíbles. La diferencia entre ambas era poca, una tenía una especie de bolitas de carne tipo salchicha y los caldos variaban un poco de sabor. La carne estaba súper tierna y magra, el caldo con un sabor intenso a cilantro y los noodles perfectamente cocidos.

Precios

Bol de sopa: entre 70 y 90 TBH.

Beef noodles soup
Beef noodles soup

Thipsamai: local famoso por su Pad Thai. Está un poco más retirado del barrio de Banglamphu, más hacia los lados de la Golden Mountain. Es un espectáculo solo ir a ver cómo sus cocineros preparan este plato con una rapidez y agilidad impresionantes. Siempre está lleno y hay que hacer cola para entrar pero suele ir muy rápido. Mientras esperas, puedes deleitarte con los fogones a toda máquina en plena calle. El plato estrella, como ya lo he dicho, es el Pad Thai de gambas envuelto en una tortilla muy fina. Sus noodles pintados con una salsa naranja son espectaculares.. No te asustes si ves la larga fila al llegar, la espera bien valdrá la pena.

Precios

Pad Thai: 90 TBH

Bebidas: entre 20 y 40 TBH

Pad Thai famoso en Bangkok
Pad Thai envuelto en tortilla

Comida callejera en Rambuttri alley: es una calle paralela a Khao San Road muy concurrida por las noches y llena de carritos para comer. Nosotros nos decantamos por uno que tenía muchos guisos y platos a base de pollo y pescado. Los exhiben todos en bandejas, eliges 2 o 3 y lo acompañan con el infaltable arroz blanco.Este sistema nos gusta mucho porque puedes ver todos los platos ya preparados y así escoger el que más te llame la atención. Entre lo que ofrecían había: pollo con curry y hojas de albahaca tailandesa (en tailandés pad kra pao gai), guisos con salsas,  albóndigas de pescado y gran variedad de frituras.

Entre 40 y 60 TBH dependiendo de la cantidad de comida que elijas.

Para finalizar, te dejamos unas recomendaciones generales para comer en Bangkok:

  • En Bangkok hay comida en cada esquina. Prácticamente todo lo que pruebes estará rico.
  • La gran mayoría de sitios están muy limpios así que la higiene no será un problema.
  • Los platos más baratos suelen estar alrededor de los 50 TBH.
  • Aprovecha esta ciudad para comer frutas. Las encontrarás por todos lados, son frescas y baratas.
  • Alejarse de los sitios de comida occidental siempre es buena idea. No solo ahorrarás mucho dinero sino que comerás mejor si frecuentas lugares de comida local.
  • A los tailandeses les encantan los snacks, prueba todos los que puedas, no te arrepentirás.